cinib blog intro

La obesidad no es un problema simple que se pueda piratear , ya que depende de multitud de factores que afectan a nuestra capacidad para comer menos y movernos más.
A pesar del gran número de consejos que encontramos en internet, no existen trucos para perder grasa. Incluso, la mayoría de estos trucos o soluciones rápidas hacen que la pérdida de grasa sea aún más difícil. A menudo, proponen reglas excesivamente restrictivas e innecesarias como eliminar los carbohidratos.

El hipotiroidismo se debe a la secreción insuficiente de hormonas tiroideas. La glándula tiroides secreta unas hormonas que intervienen en múltiples funciones del organismo: regulación de la temperatura corporal, frecuencia del corazón, tránsito intestinal, intervención en el metabolismo basal.
Los síntomas del hipotiroidismo son muy diversos: cansancio, frío, estreñimiento alteraciones menstruales, anemia, caída del cabello, hinchazón, dificultad para concentrarse, ganancia de peso, etc.

Sabemos que muchas personas han ganado peso durante el periodo de cuarentena. El consumo de alimentos procesados, snacks y bollería durante la cuarentena, junto a la reducción de actividad física ha provocado este aumento. Por ello si estamos dispuestos a perder el peso adquirido en el confinamiento debemos consumir a diario, menos calorías de las que ingerimos. Es evidente que nuestra actividad física no puede compensar un mayor consumo de calorías si nuestro deseo es perder peso.

Aprendimos durante la pandemia de influenza H1N1 en 2009 que la obesidad era un factor de riesgo de hospitalización y muerte.
La infección grave por COVID-19 se caracteriza por neumonía, que puede provocar problemas para respirar y, en los casos más graves, puede provocar el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), donde una respuesta inflamatoria potente en los pulmones que dificulta el intercambio del oxígeno al torrente sanguíneo.

Te estas planteando perder peso, supongo que esperarás a final del verano, aunque no deberías. Hayy que cuidarse cada día.

A la vuelta de las vacaciones queremos empezar un cambio y te pregunta ¿como hacerlo? ¿Que opción voy a elegir?
Por supuesto, no voy a comentar nada de medios estrambóticos por no decir fraudulentos, como la acupuntura que lo único que hacen es aprovecharse de la necesidad de las personas que no consiguen la pérdida deseada

Una vez más las recomendaciones de la OMS hacen inciso sobre el consumo diario de azucar. Se recomienda que tanto los adultos como los niños reduzcan su ingesta diaria a menos del 10% de su ingesta total de energía. El consumo limitado a unos 25 gramos (6 cucharaditas por día) proporcionaría beneficios de salud adicionales.

Actualmente, no existe un tratamiento nutricional específico frente al coronavirus. En general, las pautas de alimentación irán dirigidas a paliar los síntomas generados por la fiebre y los problemas respiratorios, asegurando una adecuada hidratación. En el Centro Integral de Nutrición Islas Baleares queremos dar eco a las palabras de la Academia Española de Nutrición y Dietética (la Academia) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN) que han hecho públicas unas recomendaciones de alimentación y nutrición a través de un documento de consenso basado en una revisión científica.

Parece ser que el tejido adiposo tiene funciones importantes en el control de la temperatura corporal, pero en la termogénesis también influye la disminución de la ingesta que induce la cirugía y que provoca una menor generación de calor en relación al menor procesamiento de los alimentos durante su digestión como explicamos al hablar del metabolismo basal. Hablamos ahora de la composición del tejido adiposo.

El estrés y la ansiedad diaria pueden producir una sensibilización crónica en las áreas subcorticales que se encuentran en la base del impulso de la comida. Por otro lado, las áreas relacionadas con la producción de la dopamina se vuelven hiperreactivas, tanto a causa de la ansiedad, como a los estímulos relacionados con a comida o a la comida misma. De esta forma, nos volvemos más susceptibles a sentir ansia hacia la comida y desencadena una conducta de ingesta excesiva. Diferentes estudios han revelado que las personas que realizan dietas de forma crónica se sobrealimentan especialmente durante situaciones evocadoras de ansiedad.

La insuficiencia y la deficiencia de vitamina D son muy frecuentes en el mundo, lo cual se cree que contribuye a una gran variedad de problemas de salud. Hoy sabemos que la vitamina D ejerce múltiples funciones, no sólo a nivel óseo, sino también para mantener la integridad del sistema inmune, óseo y muscular. La exposición a la luz solar no es suficiente para sintetizar la vitamina D necesaria para la salud en determinados grupos de población. El enriquecimiento de los alimentos con esta sustancia ha demostrado ser eficaz para alcanzar unos depósitos de vitamina D adecuados.

Ya sea por estrés, ansiedad, tristeza, aburrimiento o dolor, es comprensible recurrir a la comida como solución, aunque temporal, a nuestro malestar. El acto de comer desencadena una cascada de sensaciones placenteras que hacen que sea más fácil olvidarse de las experiencias emocionales incómodas. Piénsenlo de esta manera: usamos los alimentos para resolver nuestros problemas, sin embargo, suelen ser problemas que la comida no puede solucionar.

La Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) y su Presidente, consideran una prioridad que las personas con sobrepeso y obesidad busquen asesoramiento profesional para adelgazar con el objetivo de afrontar en las mejores condiciones posibles el esperable repunte de las infecciones por coronavirus (SARS-Cov-2). Los expertos recuerdan que el peso excesivo es uno de los principales factores identificados de mal pronóstico en personas que desarrollan Covid-19. Además, el tejido adiposo podría desempeñar un papel importante en la transmisión de la enfermedad.

El nuevo brote de coronavirus generalmente cursa como un cuadro febril benigno similar a la gripe, pero en ciertos colectivos, y al igual que pasa con otras infecciones víricas, puede tener una evolución desfavorable. Las personas con diabetes y patologías cardiovasculares al tener un estado inflamatorio crónico pueden desarrollar con mayor frecuencia cuadros más graves. Las medidas de protección son muy importantes en los colectivos vulnerables, más al tratarse de infecciones por virus nuevos a los que nuestro sistema inmune no está habituado y para los que no hay vacuna. Sin embargo, la verdadera pandemia del siglo XXI, es la obesidad. El exceso de peso corporal es uno de los problemas de salud pública afectando a casi una de cada tres personas y es una de las primeras causas de muerte en nuestro planeta. 

La disponibilidad de alimentos y la palatabilidad (término que se emplea para aludir a la cualidad de un alimento) más agradable al paladar parecen influir en la ingesta de alimentos. Los alimentos procesados ​​se han diseñado con precisión para satisfacer el sabor lo que generalmente se logra agregando una cantidad significativa de azúcar y grasa. Estos alimentos sabrosos y apetitosos puede influir en nuestros hábitos alimenticios al disminuir la saciedad y aumentar el deseo de comer.

Hay dos maneras de adelgazar. Por un lado esta la persona que adelgaza y que cuando se encuentra con alguien le preguntan: «¿Qué te ha pasado?» (en ese caso lo más probable es que lo que haya perdido sea masa muscular y agua). Y por otro, están aquellas personas que adelgazan y que reciben comentarios del tipo: «¡Qué bien estás! ¿Qué has hecho para conseguirlo?». Esa es la diferencia.

Los niveles de grasa corporal varían dependiendo de la edad y del sexo. El peso corporal deseado es aquel en el que el porcentaje de grasa es inferior al nivel de grasa recomendado por edad y sexo. Cuando este cúmulo es excesivo se denomina obesidad. Por encima del 12-20% en varones y del 20-30% en mujeres adultas se considera que esta grasa puede ser causa de una reducción de la salud.

Cuando nos adherirnos a un plan nutricional para perder peso, habitualmente tiene dos objetivos, el primero es reducir las calorías que consumimos en el día y, el segundo objetivo, es controlar la cantidad y el número de raciones. Ante este planteamiento, sobretodo cuando los pacientes tienes hábitos alimentarios de sobreingesta, existen dificultades de adherencia a la dieta pautada por un mal control del apetito y por la falta de saciedad a las comidas planteadas.

Al auxilio de los consumidores llegan las aplicaciones para móviles que analizan los ingredientes de los productos de alimentación y califican su composición a nivel de calidad y número de calorías que aporta cada alimento. Si para mantener una alimentación balanceada, cada vez que vas a comer, tienes que calcular de forma manual tu ingesta de carbohidratos, grasas y proteínas, la tarea puede ser fastidiosa. La buena noticia es que hay aplicaciones, que puedes acceder desde tu teléfono, que cuentan nutrientes de una manera sencilla.

El sobrepeso en la mujer en edad fértil ha aumentado en los últimos 30 años. En la misma proporción, ha aumentado el número de gestantes con sobrepeso. Por ello, no es raro que en diferentes los estudios poblacionales publicados, se ha demostrado que un importante porcentaje de mujeres en edad fértil, presenta una elevación del peso por encima del recomendado cuando hay un embarazo. La mayor parte del peso que se aumenta durante el embarazo no corresponde a grasa, sino que se relaciona con el feto y el útero.

En los pacientes operados de cirugía bariatrica las investigaciones reportan que el metabolismo del alcohol y los pacientes responden de manera diferente, tanto física como psicológicamente, siendo más sensibles a los efectos de bajas dosis de alcohol, probablemente relacionado con la menor degradación a nivel gástrico por la presencia de un bypass o por aumento del vaciamiento gástrico.

Ayuno horario

Las búsquedas en Google para averiguar «qué es el ayuno intermitente», «cuáles son los beneficios del ayuno intermitente» y «cómo se practica el ayuno intermitente» se han multiplicado en los últimos diez años, diferentes personas famosas practican un ayuno diario de 16 horas, es decir, lo que se conoce como un ayuno intermitente 16/8, que implica 16 horas en ayuno y dosificar las ingestas de comida en las 8 horas restantes.

La edad y los factores hereditarios son las causas más frecuentes de la caída del cabello, sin embargo, en esta ocasión hablaremos de los factores  relacionados con las cirugías restrictivas realizadas en el tratamiento del exceso de peso.
La pérdida de cabello puede aparecer de gradual o repentina  ser circunscrita al cuero cabelludo o afectar a otras zonas del organismo como la barba o las cejas.

  1. El entorno del paciente obeso
  2. El plato de Harvard
  3. ¿Puede ponerte a dieta tu farmacéutico? ¿Y tu médico?
  4. Compramos por nuestros hábitos establecidos?
  5. La obesidad también esta relacionada con el asma.
  6. El hambre es una necesidad; el apetito, un deseo.
  7. Como influye el sueño en la ganancia de peso
  8. Cambios en el gusto y olfato tras cirugía de la obesidad
  9. Mejora de la imagen corporal tras pérdida de peso
  10. ¿Porqué no conseguimos mantener una dieta? ¿Cuantos tipos hay?
  11. La obesidad no es debida a los genes
  12. Realizar dietas ‘milagro’ varias veces al año puede favorecer la aparición de diabetes y problemas de tiroides
  13. Los cinco mejores ejercicios según la Universidad de Harvard (y ninguno es correr)
  14. Menos peso, más tentaciones
  15. "Nadie nos dice que nunca nos vamos a curar”
  16. El peso psicológico tras una reducción de estómago
  17. Emociones que se esconden tras el sobrepeso y la obesidad
  18. ¿Comer lo que quieras y cuando desees sin engordar?
  19. Cuidado con lo que comes en época de exámenes
  20. Cuando la comida se convierte en un antidepresivo
  21. Refranes sobre alimentación desmentidos por la ciencia
  22. El mayor error de la ‘operación bikini’
  23. Por qué es una mala noticia que la industria se aproveche del auge vegano
  24. Detectando ‘falsos saludables’ en el supermercado
  25. Asociaciones de médicos piden la retirada de alimentos poco saludables de las máquinas de los hospitales
  26. ¿Y si nos moviéramos un poco más?
  27. ¿Elegimos libremente nuestra dieta?
  28. ¿Qué diferencia hay entre una báscula de 10 euros y una de 200?
  29. ¿Una enfermedad de ricos en países pobres y de pobres en países ricos?
  30. Hacer ejercicio con sobrepeso: algunos consejos

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692