cinib blog intro

La obesidad no es debida a los genes

Los genes tienen una influencia muy pequeña a la hora de ganar peso y sufrir enfermedades metabólicas, el estilo de vida explica la mayor parte.

Estás engordando, las dietas no parecen funcionar contigo, el deporte te resulta una tortura. ¿Son tus genes? ¿Acabarás sufriendo las mismas enfermedades que otras personas de tu familia? La respuesta rápida es no. Por supuesto hay trastornos hereditarios graves que frecuentemente terminan en enfermedad. Sin embargo, los últimos estudios indican que la obesidad y las enfermedades metabólicas son sobre todo un producto de nuestro estilo de vida. Esto es una gran noticia, porque significa que las personas que las padecen no están condenadas y pueden actuar para eliminar el trastorno. Esto no quiere decir que los genes no tengan influencia. Desde que se consiguió secuenciar el genoma humano se han realizado multitud de estudios llamados de asociación del genoma completo , en los que se identifican determinados genes y se cruzan con la aparición de enfermedades. En un estudio de este año de la universidad de Cambridge de este año con 14.000 personas se estudió lo contrario a la gordura: aquellas a quienes les resulta fácil mantener su peso, a las que denominaron “delgadas saludables”. Descubrieron que la heredabilidad de la delgadez era aproximadamente de un 30%, el mismo grado que la heredabilidad de la obesidad. Sabiendo esto resulta tentador asociar determinados genes a la obesidad, específicamente a la medida del índice de masa corporal. Un estudio de Starnford entre 2013 y 2017 encontró que ciertos genes determinaban la respuesta a los carbohidratos mientras que otros controlaban la respuesta a las grasas. La idea fue comparar estos genes con la dieta y ver qué efecto tenía. Por ejemplo, si la dieta era alta en carbohidratos, pero los genes no se correspondían con una respuesta adecuada, los sujetos podrían ganar más peso que quienes sí tenían los genes adecuados para procesar carbohidratos. Antes de que salieran los resultados, varias compañías privadas comenzaron a ofrecer dietas personalizadas según la genética de cada personas. Sin embargo, cuando por fin se publicaron en 2018, no se encontraron diferencias en la pérdida de peso entre las dietas bajas en grasa y bajas en carbohidratos, independientemente de los genes.

FUENTE: https://www.eldiario.es/tumejoryo/comer/puede-culpar-genes-obesidad_0_943156234.html

 

 

 

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692