cinib revista 002

¿Una persona vegana está más sana que otra que no lo es?

Muchos y muy distintos nutricionistas defienden que una persona vegana puede estar “igual de sana” que una persona omnívora

En 2015 Beyoncé anunció que iba a someterse a una dieta vegana durante 22 días para ponerse a punto para los festivales. Actualmente, el veganismo está de moda porque está en pleno crecimiento y son muchas las caras conocidas que lo hacen popular, como la actriz Pamela Anderson o la diseñadora Stella McCartney, o la cantante Miley Cyrus, entre otras.

En concreto, aunque la palabra ‘veganismo’ es de reciente creación, este régimen dietético nació en Gran Bretaña en 1944 de manos de uno de los fundadores de la Vegan Society de Inglaterra, Donald Watson. De hecho, se celebra todos los 1 de noviembre el Día Mundial del Veganismo, fecha en la que se creó la citada sociedad. Cuando alguien se autodefine como ‘vegetariano’ habitualmente se refiere a que es ovolactovegetariano, es decir, que no consume carne ni pescado, pero sí huevos y lácteos. El veganismo va más allá.

“Un vegano es una persona que ha decidido no consumir, ni utilizar, ni explotar a los animales de forma alguna. En ningún ámbito, en ningún momento”, admite la autora de ‘Guía para el vegano imperfecto’ (Vergara), la máster en Nutrición y Salud por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Marta Martínez, en una entrevista con Infosalus (el canal de salud de Europa Press); es decir, que no consume productos de origen animal.

Así, estas personas excluyen de su dieta la leche, los huevos, la miel, la mantequilla, o el queso, así como prendas y objetos que proceden de los animales o han sido testados en ellos. Suena utópico y realmente lo es. Por eso queremos advertir de que sólo llegarás a ser un vegano imperfecto. Además, es un término en disputa incluso dentro del mismo movimiento.

Sobre si es una dieta, los expertos revelan que “no lo es”. No servirá para estar más delgado, ni tampoco para coger peso, más tono muscular, o estar más sano. Si ese es el fin necesitarás una dieta terapéutica adaptada a tus objetivos. De manera que, si quieres adelgazar, podrás lograrlo siendo vegano, pero recuerda que tendrás que visitar igualmente a un nutricionista.

A juicio de nutricionistas, es importante que la gente deje de asociar el veganismo con la comida saludable o adelgazante, porque estar más sano, más delgado o musculado no lo es, en ningún caso, el fin último de ninguna persona vegana.

Muchos y muy distintos nutricionistas defienden que una persona vegana puede estar “igual de sana” que una persona omnívora, si bien llama la atención sobre el hecho de que vegetarianos y veganos suelan aparecer entre los sectores poblacionales con mejores índices de salud, unos datos que, en opinión de los expertos, responden a que se preocupan más por su nutrición, y hacen que ésta sea lo más saludable posible, dadas las restricciones a las que se someten.

También los nutricionistas lamentan el reciente problema que ha surgido de los productos veganos ultraprocesados, hasta hace una década impensable. Por otro lado, remarcan que las dietas vegetales sí son mejores para las personas diabéticas, por ejemplo. “Una dieta vegetariana estándar es mejor que una omnívora, según estudios científicos”, aseguran.

La deficiencia del B12
No obstante, los expertos llaman la atención sobre el hecho de que las personas veganas y las vegetarianas presentan carencias de vitamina B12, que se encuentra en productos de origen animal. Los humanos consumimos B12 a través de la alimentación, y al quitar los lácteos, el huevo, la carne y el pescado no tienes ninguna forma de conseguir B12, activa y biodisponible para nosotros, precisan, por lo que suele ser necesario tomar suplementos de esta vitamina en estos casos.

A su vez, resaltan que, quitando la deficiencia de B12 que sufren, el resto de deficiencias de nutrientes y de vitaminas es igual que la del resto de la población, como por ejemplo el de la vitamina D. En este sentido, dice que no es necesario que estas personas realicen una consulta con un dietista-nutricionista, aunque siempre es aconsejable atender los casos de niños pequeños, mayores o embarazadas, que deben seguir unas determinadas pautas alimenticias.

Indudables beneficios
Hay que resaltar también que la simple reducción de carne en la dieta vegana ya supone un provecho: La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que el consumo excesivo de carne roja puede ser peligroso, por lo que su eliminación es una gran ventaja.

Algunos estudios han mostrado los beneficios de las dietas vegetarianas en comparación con las dietas convencionales omnívoras sobre la obesidad, el cáncer, el Parkinson, la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo 2, y los cálculos renales. En algunas patologías, los posibles beneficios teóricos se han podido constatar en la práctica, siendo por ejemplo el caso de la diabetes, de la obesidad, o del riesgo cardiovascular. Sin embargo, con el Parkinson y la artritis reumatoide no hay estudios concluyentes.

 

NÚMEROS ANTERIORES

Boletín trimestral del Centro Integral de Nutrición Islas Baleares (CINIB). Si lo desea, puede consultar los contenidos de los números editados anteriormente.