cinib revista 002

La apariencia no basta

Con el calor, un alimento puede estar en mal estado y no parecerlo

Tome nota de estos sencillos consejos para manipular y conservar los alimentos correctamente y no olvide que la apariencia no basta: un alimento puede estar en mal estado y no parecerlo.

 1. Alimentos que hayan sido tratados o manipulados higiénicamente.
- No consuma leche no procesada.
- Las carnes, pescados y productos de repostería deben estar refrigerados o congelados.
- En los restaurantes es obligatorio usar ovoproductos para elaborar mayonesas, salsas, cremas, etc.

2. Cocinar correctamente.
- La comida puede estar contaminada por microorganismos, pero el calor puede destruirlos: como mínimo el centro del alimento ha de alcanzar los 70º .
- Al cocinar evite que los alimentos queden crudos en su interior, especialmente la carne, el pollo, los huevos y el pescado.

3. Mantener los alimentos a temperaturas seguras.
- Nunca deje los alimentos cocinados a temperatura ambiente. Meta en el frigorífico lo más pronto posible los alimentos cocinados.
- No descongele los alimentos a temperatura ambiente, sino en la parte baja del frigorífico.

4. Consumir los alimentos inmediatamente después de ser cocinados.
Es la mejor manera de evitar la proliferación de los gérmenes.

5. Un alimento cocinado, es un alimento higienizado.
- Bajo la acción del calor, por encima de 60º C, o del frío, a 7º C como máximo: éstas son las condiciones a las que debe mantener los alimentos que no pueda consumir inmediatamente.
- Si va a consumir en casa pescado crudo o poco cocinado, como los boquerones en vinagre, congélelos antes durante varios días.

6. Separar siempre los alimentos crudos de los cocinados.
- Un alimento cocinado puede volver a contaminarse si está en contacto con alimentos crudos o con utensilios de cocina, como cuchillos, tablas, superficies, trapos, etc. que hayan estado en contacto con un alimento crudo con anterioridad.
- Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocinados.

7. Asegurar higiene y limpieza en la cocina.
- Si manipula alimentos, debe seguir unas estrictas normas de higiene: tener las manos siempre limpias, lavarlas cada vez que haga falta y siempre después de ir al baño.

8. Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y animales de compañía. Proteja los alimentos guardándolos en recipientes cerrados.

9. Utilizar exclusivamente agua potable. El agua potable no sólo es imprescindible para beber, sino también para preparar los alimentos. Debe tener exclusivamente estos dos orígenes: aguas envasadas o aguas de la red pública de distribución en la población.

10. Y recuerde....
- No consuma alimentos adquiridos fuera de los establecimientos autorizados.
- Seleccione alimentos saludables y frescos.
- Lave adecuadamente las frutas y hortalizas que vaya a consumir crudas.
- No interrumpa la cadena de frío.
- Respete las fechas de caducidad.
- Rechace los envases abombados, oxidados o deteriorados.

FUENTE:  Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN)

NÚMEROS ANTERIORES

Boletín trimestral del Centro Integral de Nutrición Islas Baleares (CINIB). Si lo desea, puede consultar los contenidos de los números editados anteriormente.