cinib revista 002

Y por si fuera poco, los dulces envejecen

Para evitar el envejecimiento prematuro no basta con proteger la piel del sol y la contaminación, también hay que ponerla a dieta: el azúcar en sangre deteriora, y mucho.

Al examinar el nivel de azúcar en la sangre de 600 hombres y mujeres, de edades comprendidas entre 50 y 70 años, y con otros factores como el sexo, el peso, el nivel de la insulina en la sangre y si se es fumador o no, y mostrar fotos de estas personas a expertos, los especialistas llegaron a la conclusión de que quienes tenían un elevado nivel de glucosa en el organismo, parecían más viejos de quienes lo tenían menor.

Según sus cálculos, un milimol adicional de azúcar por litro de sangre ‘envejece’ a una persona cinco meses. El estudio fue publicado por la American Aging Association.La glicación, del cual deriva este ‘envejecimiento’, es un proceso relacionado con el azúcar que se ingiere en la dieta y alimentos que se trasforman en azúcares dentro del organismo.

El azúcar es necesario porque proporciona energía a las células, pero como por sí mismo no puede moverse libremente, para llegar a ellas requiere determinadas moléculas, como la insulina, que le sirven de vehículo.

Cuando hay una alimentación inadecuada, muy rica en azúcares, el exceso de glucosa no encuentra vehículos que lo transporten a las células y entonces se une a las proteínas, entre ellas la elastina y el colágeno, lo que produce desechos denominados ‘productos finales de avanzada glicación’, una especie de caramelización del colágeno que lo hace más rígido y provoca la pérdida de sus propiedades, dando como resultado flacidez y descolgamiento en la piel.

BOLETÍN TRIMESTRAL

Boletín trimestral del Centro Integral de Nutrición Islas Baleares. Si desea enviar sugerencias o tiene alguna pregunta, hágalo a través de nuestro correo o llamando por teléfono a nuestra consulta.

 

cinib revista citaprevia