cinib blog intro

Compramos por nuestros hábitos establecidos?

En una de nuestras entradas pasadas en nuestro blog hablamos sobre el hedonismo en la alimentación y como éste contribuye a generarnos una sensación de placer. La búsqueda del placer a través de los alimentos nos ha convertido en uno de los blancos de las empresas alimentarias para aumentar su cuenta de resultados.

Ya sea a través de anuncios publicitarios en la TV o mediante atractivas ofertas que apelan a nuestro sentido del gusto, muchos alimentos son ofrecidos para satisfacer a los consumidores. En muchas ocasiones estas ofertas no tienen en cuenta el número de calorías que aportan a nuestra alimentación cotidiana.
Según indican muchos medios de comunicación, a pesar de que cada vez estamos más preocupados por mantener una alimentación saludable, en nuestras compras diarias damos prioridad al sabor de los alimentos a la hora de consumirlos con regularidad.
Debido a ello el comercio intenta colmar la satisfacción del consumidor, ofreciendo alimentos relacionados con el hedonismo como el chocolate, las galletas dulces o los postres lácteos que en ocasiones aportan calorías extras que inducen y favorecen el exceso de peso.
Muchas de nuestras conductas están estudiadas, sobre los hábitos, el autor Triandis (1977), indica que se pueden prever los comportamientos al establecer una relación de la actitud con el hábito: cuando el hábito es fuerte, la relación actitud-comportamiento es débil, mientras que cuando el hábito es débil, el vínculo actitud-comportamiento es fuerte.
En base a esta tesis sobre los hábitos, el comercio puede presumir comportamientos de compra y consumo al repetitivos y se realizarlos en lugares habituales. Cuando se han formado determinados hábitos, las señales ambientales pueden activar respuestas que pueden alterar la toma de decisiones consciente.
Los supermercados en base a estos hábitos creados, esperan que compremos sin pensar, y hacen una distribución de las ofertas o productos irresistibles para que llenemos el carro de compras. Para vencer esta planificación comercial además de elaborar un menú semanal con los ingredientes saludables necesarios, debemos olvidarnos de las promociones y ofertas que pueden resultar engañosas. Por otro lado, acudir al supermercado sin hambre es fundamental para ajustarnos a la lista de compra predefinida.

 

 

 

 

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692